El iPhone como consola portátil

Anuncios


Escrita por el 3 de enero de 2010. En General, General videojuegos, iPhone.

Desde que por aquel lejano 2007 fuera anunciado el teléfono de Apple no han dejado de aparecer cada vez más juegos desarrollados por compañías importantes de la talla de EA con sus Fifas, Madden (por mencionar algunos) o Capcom y sus dos versiones de Resident Evil, inclusive hemos visto ports de súper éxitos como Assassin´s Creed de Ubisoft. Su pantalla táctil ha supuesto toda una revolución, Nintendo DS también posee una, y aunque Apple lo venda en sus anuncios como tal ¿De verdad podemos considerar al iPhone como una consola portátil?

El comienzo de una leyenda

Por fin consigues un teléfono de la manzanita o un iPod Touch, llegas a casa, comienzas a probar todas sus funciones, es increíble la facilidad con la que puedes navegar por la magnífica interfaz que a su vez es lo más intuitivo que has visto en años. Entras a la app store, te sorprendes por la gran cantidad de juegos y aplicaciones que aparecen en la lista, descargas todos los juegos gratuitos que encuentras a tu paso y mientras vas jugando te das cuenta de que la mayoría son del tipo medio-bajo que podrías jugar en cualquier móvil de gama media.

La mayoría de las aplicaciones, no son la excepción, no son nada útiles, aunque sean gratis y para pasar el rato, terminarás borrándolas casi todas, aunque también existen las “abusivas” como la “Linterna” que por unos 79 céntimos te ilumina la pantalla a modo de lámpara portátil. Sigue siendo inútil pero el desarrollador se hace de una buena cantidad de dinero con semejante tontería. Esta fue mi primera impresión.

Queda claro que compras este gadget porque es un teléfono y ese es el mayor uso que le darás, si es un iPod touch el reproductor es tu objetivo aunque tenga algunos pluses que no encontrarás en los iPods nano o shuffle. Estas en la tienda y no puedes resistir la tentación, has leído millones de comentarios positivos, la pantalla táctil con la combinación del acelerómetro daría cabida a juegos que no encajarían en otras consolas, un mundo de posibilidades en la palma de tu mano.

Vamos a analizar tres géneros con juegos similares entre el Iphone, la PSP y la Nintento DS para obtener nuestras propias conclusiones.

Autoemoción

Los títulos automovilísticos han sido una de las grandes sorpresas, en cuanto a control se refiere, gracias al uso del aceleró tendremos que mover el dispositivo como si de un volante se tratara, al estilo Mario Kart de Wii. Los primeros acercamientos resultan divertidos pero a la larga resulta frustrante estrellarnos cada lapso de tiempo por la dificultad que presenta calcular los grados de giro y la sensibilidad del dispositivo. Otro punto en contra radica en los mismos juegos, son cortos, aunque su precio es bastante más reducido comparado con uno de PSP o DS no te salvarán del aburrimiento en viajes largos.

Lo anterior no te privará de disfrutar al máximo las características que te puede ofrecer el juego, en cambio, los problemas de “compatibilidad” suelen ser bastante desesperantes. Según la versión de software que tengas puede irte mejor o peor, inclusive, algunos juegos, se cuelgan, sufren ralentizaciones hasta el punto de sacarnos a la interfaz, perdiendo de esta manera todo nuestro progreso. Esto ocurre con cualquier tipo de juego, no sólo en los de conducción.

¿Os imagináis el Gran Turismo de PSP en el IPhone con el mismo motor gráfico y el control adaptado a las características de cada dispositivo? Sin probarlo, porque no existe, claro, diría que el del dispositivo de Apple estaría muy por debajo, por no decir que sería una basura comparado al de la consola de Sony, sólo por la forma de controlar el coche porque no es lo mismo conducir sólo con los pulgares para acelerar y frenar que utilizar toda la mano para ejercer una función específica.

¿Los juegos de conducción son divertidos en el iPhone? Sí, al principio, todos los juegos ofrecen exactamente lo mismo, si quieres realismo no lo busques aquí. Recomiendo Cupra Race, es gratuito y tiene todo lo que debes ver en un juego de su género. Veredicto: Ganan por goleada las portátiles de toda la vida.

Juegos deportivos

Debido a la gran variedad de deportes que existen, algunos se adaptan perfectamente a las características del iPhone, como los juegos de golf, mientras que algunos simplemente no encajan aunque las desarrolladoras se empeñen en crearlos.

Como ejemplo tomaremos dos juegos que personalmente he probado: Finger Skate y Madden NFL 10.

En Finger Skate tendremos que usar dos dedos para simular lo que en la vida real haríamos con nuestro monopatín. Por sólo 0,79€, nos proporciona ratos de diversión a los fans del deporte, además de contar con actualizaciones como tablas nuevas, ruedas y ejes. Al igual que el Finger skate real (sí, el de las mini tablas) intentaremos, lo menos agraciados como yo, hacer algún que otro truco que nos sumaran puntos a nuestro marcador. El control no es frustrante, de hecho está muy logrado y aunque la cámara puede resultar una amenaza a la hora de completar algunas “hazañas” no interfiere en la experiencia, recomendado. En este caso un juego simple, bien adaptado, resulta entretenido y no tendría cabida en otras plataformas por lo corto que es y por sus características destinadas a explotar una pantalla táctil.

En cambio Madden NFL 10 es una mala adaptación de sus “hermanos mayores”, bastante cara (casi 8€) que se cuelga desde el primer momento. Para empezar, controlar a nuestro jugador con el pad virtual resulta bastante complicado e incomodo, para hacer cualquier movimiento especial tendremos que pulsar un reloj que ralentiza la acción y nos aparecerán más opciones como botones virtuales pero claro la ralentización dura sólo un tiempo y cuando termina no podremos hacer otra cosa más que correr perdiendo el ritmo de la jugada. EL juego carece de modos de dificultad y encima EA nos cobra por uniformes que deberían estar incluidos en el juego, por si no es lo suficientemente caro. Ni lo probéis, es aburrido, monótono, los rivales ni siquiera son capaces de mantener un marcador cerrado, las animaciones son de las más malas que he visto en este dispositivo.

En lo deportivo el iPhone tiene en su catalogo juegos que perfectamente explotan sus capacidades y otros que han sido desarrollados, a base de una franquicia famosa, para vender cualquier basura. Veredicto: Empate

Firts Person

En esta generación hemos podido ver el renacer de uno de los géneros con más seguidores del mundo en consolas, el Baby Boom de los FPS y claro que los desarrolladores no van a dejar pasar la oportunidad de explotarlo de cualquier modo en el gadgets consentido de Steve Jobs aunque los resultados no sean los esperados para los consumidores. Para esto compararemos dos títulos: Resident Evil Degeneration y Dexter, sí, este último no es un FPS.

En el título de Capcom nos encontramos en un aeropuerto intentado salir de allí con vida y de paso rescatar a todos los sobrevivientes de la temible horda de infectados. Como en todo buen Residente Malvado, no podremos caminar mientras apuntamos, la cantidad de armas es bastante aceptable y el modo historia no es del todo malo. Todo bien hasta aquí pero la jugabilidad es malísima, sólo cuenta con un stick virtual con lo que no podremos girar la cámara y siempre tendremos la misma perspectiva, para solucionarlo, los desarrolladores, incorporaron un método para que podamos girar rápidamente cuando nos atacan por la espalada, pero resulta bastante difícil conseguirlo. Los infectados son muy pero que muy lentos, a excepción de los perros, y en contadas ocasiones nos pondrán en peligro durante la trama. El juego es repetitivo, se limita a matar avanzar, matar avanzar, sin ninguna investigación o misión secundaria hasta llegar al jefe final que es lo único que pondrá aprueba tus habilidades.

El juego no es malo, recomendable para los amantes de la saga pero si quieres probar es un juego dinámico con más acción y movimiento busca otro. Sólo he jugado a un capítulo de Resident Evil 5 así que tal vez me equivoque y lo que acabo de describir es la esencia de la saga. A mí, en lo personal me pareció malísimo además de corto.

En cambio Dexter es uno de los mejores juegos de su catalogo, se nota que se han empeñado en explotar las características del dispositivo de Apple desde el principio con mini juegos pensados especialmente en la serie.

Basado en la primera temporada de la serie, tendremos que ir alimentando a nuestro oscuro pasajero, no sólo llegaremos y a matar, para ello nos sumergiremos en una amplia investigación para cerciorarnos de que esa persona es culpable y darles un “final feliz” tan típico de la serie.

El juego tiene dos sticks virtuales, la cámara se mueve de maravilla y la podemos orientar hacia donde queramos (en esto supera a la PSP, Sony queremos un segundo stick ya), la ambientación está muy lograda, cada personaje es idéntico a su homónimo real, el propio protagonista presta su voz y las locaciones son exactamente las de la primera temporada.

Los minijuegos forenses son divertidos y nos ayudarán con nuestras investigaciones, para abrir una puerta haremos uso de otro mecanismo, en resumen no es nada repetitivo, para cada acción se ha creado un modo concreto de hacerlo al mas puro estilo de Dexter Morgan. La única pega es que no está doblado al castellano ni siquiera se han molestado en incluir subtitulos. El juego perfecto para los fans y para los que buscan un juego entretenido de duración media con una buena dosis de innovación. Recomendado.

En conclusión los juegos en primera persona no tienen por qué ser un fracaso, el caso de Dexter lo demuestra, no todo tiene que ser como en las consolas de toda la vida, hay que innovar como lo ha hecho Apple con su teléfono, introducir elementos que lo hagan distinto, divertido para las limitaciones del hardware y un poco más duraderos.

Personal Games

Por último daremos un repaso a los juegos pensado exclusivamente para el iPhone, su fuerte, como Fling, Monopoly y Paper Toss.

El Fling es un juego mental, si de pensar, para ello tendremos que lanzar a estas simpáticas bolas peludas unas contra otras para que sólo quede una en pantalla. El uso de la pantalla táctil y los modos de dificultad lo hacen accesible hasta para lo más peques de la casa. La duración depende de ti, del reto que quieras afrontar porque se vuelve muy muy difícil, estilo tetris. Recomendado.

Monopoly no es un juego pensado para el iPhone pero lo han sabido llevar bastante bien, es entretenido como el juego de tablero y contiene los mismos elementos que lo caracterizan. Eso sí, el modo multijugador pierde la gracia que tiene la versión real pero el modo de un jugador resulta bastante entretenido, te sacará del típico momento en el autobús en que no tienes nada en que matar el aburrimiento.

Y Por último Paper Toss es un mini juego basado en la habilidad exclusiva de cada estudiante vago, lanzar bolas de papel a la papelera, con una corriente de aire que desviará tu tiro cada vez, no todo iba a ser tan sencillo. Cuenta con tres modos de dificultad y es totalmente gratuito. Es el típico juego que utilizas mientras esperas en el médico.

Llegados a este punto ¿podemos considerar al iPhone como una consola más? No, no es una portátil, no fue pensado para ello, aunque es un gran dispositivo los juegos no son su fuerte, si existen tantos es porque ha resultado una forma fácil de ganar dinero con desarrollos baratos. Pronto esta moda se expandirá a los diferentes teléfonos móviles táctiles de otras compañías y volveremos a verlo como un móvil más del montón con juegos sencillos pero divertidos que en ningún caso llegarán a ser tan espectaculares como el God of War de PSP o GTA Chinatown Wars de DS. Que no te engañe la publicidad, si quieres juegos de calidad elige otra cosa porque ni los “minis” de PSP pueden considerarse juegos para consolas portátiles.

Hasta aquí llegamos con mi artículo “El iPhone como consola portátil ” aunque no tengo claro que esté acabado así que iros pasando por quíí si quereis ver una segunda parte.

Anuncios