Buzz! fomenta y refuerza las relaciones familiares

Anuncios


Escrita por el 5 de octubre de 2007. En Curiosidades y Humor, Descargas.

Buzz!, para los que no lo sepáis, es un juego de tipo "familiar" en el que varios jugadores, hasta 4, juegan con unos pulsados que simulan a los de los concursos respondiendo una série de preguntas.

Según un reciente estudio elaborado por P.A.C. Research & Education (compañía que estudia los comportamientos del consumirdor) la franquicia de Sony, fomenta la diversión y la relación entre padres e hijos, además de las personas que juegen. El estudio se ha realizado exactamente sobre familias con hijos de una edad comprendida entre los 6 y 18 años.

Helena Figerola, una experta en psicología en cuanto a orientación familiar dice textualmente que: “cualquier tipo de alternativa que lleve a los padres a entender que es muy importante estar con sus hijos más tiempo, olvidándose del rol normativo de padres, para disfrutar con ellos, ayuda a sembrar la complicidad que es la base del diálogo”.

“E incluso los adultos, cuando jugamos con ellos, conseguimos desestresarnos y olvidarnos del día a día, aparte del beneficio afectivo al disfrutar más tiempo con nuestros hijos”.

Así, el estudio realizado por los especialistas llega a las siguientes conclusiones:

  • Los juegos sociales favorecen las relaciones familiares: frente a la falta de tiempo para relacionarse padres con hijos fuera de la rutina diaria, fomentan que los miembros de la familia disfruten juntos de más horas en un ambiente lúdico, divertido y relajado.
  • Mejora el ambiente familiar: al disfrutar de más tiempo de ocio juntos, la confianza de los hijos hacia los padres aumenta lo que deriva en una mejora del diálogo en el hogar.
  • Cambia la percepción negativa de los padres ante los videojuegos: Desaparecen los miedos de los progenitores a que sus hijos se vuelvan seres aislados, o que jugar con las consolas fomente su agresividad. Ven en los juegos sociales una invitación a la participación, la interacción, y la relación con familiares y amigos.
  • Los padres conocen más a sus hijos: Divirtiéndose juntos, los más jóvenes ‘enseñan’ a sus padres sus juguetes, y cómo se divierten y utilizan las nuevas tecnologías.
  • Aportan valores didácticos: el contenido de los juegos con preguntas a las que contestar rápidamente, favorece el aspecto cognitivo, los reflejos y el aprendizaje. Los padres observan y conocen las conductas de sus hijos frente a nuevos retos y desafíos, para ver cómo se desenvuelven.
  • Una manera de relajar el estrés de los adultos: La acelerada vida diaria llena de responsabilidades, limita la vida familiar. Los juegos sociales son un modo de que los padres disfruten con sus hijos desestresándose y olvidando las tensiones del día a día.
  • Una alternativa perfecta a los tradicionales juegos de mesa: Consiguen reunir alrededor de ellos a todos los miembros del hogar como en anteriores generaciones lo hacían juegos clásicos como el Parchís o la Oca, consiguiendo que niños y adolescentes pasen más tiempo en casa durante sus horas de ocio.

Más info  [WebBuzz!]

Anuncios